Los fieles hinchas de Peru y El Salvador apoyaron a sus selecciones mimadas en el mundialista RFK