El segundo traje de las hermosas cachiporristas de los Redskins fue negro con blanco y pompones rosados