Uruguay: Bella Vista asciende a Segunda División

Submitted by Dario on Tue, 12/04/2018 - 05:17

“Tarde de inmensas emociones en el Parque Roberto, miles de hinchas presentes, once jugadores a la cancha y un solo objetivo en mente: ganar. Ya no había tregua, era el último duelo, el último aliento, los últimos esfuerzos, los últimos 90 minutos del año, era la final de la Segunda B Nacional.

 

Bella Vista a la cancha y el corazón a mil por hora. El primer tiempo comenzaba y ya no importaba más nada. Fútbol uruguayo en su más pura expresión.

 

Promediando los 27 minutos llega esa jugada que hizo estallar de emoción al pueblo papal. Franco Farinasso, desbordó por la izquierda, levantó el centro y por el segundo palo, Diego Cordero con toda la bronca y rebeldía auriblanca, ganó las espaldas de dos defensas de Colón, y metió con fuerza el cabezazo para poner a Bella Vista 1 a 0 arriba. El gol había llegado y fue un alivio para todos los hinchas, no tan así para los jugadores, que seguían concentrados en el partido.

 

Colón intentó responder como lo venía haciendo partidos anteriores, pero en la cancha su rival no era el mismo, algo había cambiado, Bella Vista era más fuerte en ataque y un muro impenetrable en la defensa. Minutos más tarde llega otro golpe, pero no de bronca, esta vez lleno de emoción y de buenos augurios.

 

El tiro libre otra vez a los pies de Farinasso, iban 35 minutos, en el tenso ambiente entre gritos y cánticos, bajaba una voz desde la hinchada papal “tranquilo Tato”. Era inevitable, el diez nuevamente iba a colocar una pelota de gol. Vignone, Techera, Sandin, y Miranda en la lucha del área, el centro llega envenenado, el defensa de Colón no puede rechazar y tras el rebote aparece Sandín y conecta el tiro directo a las redes. Segundo gol de Bella Vista y las lágrimas ya empezaban a florecer, la emoción era intensa, pero el partido debía seguir.

 

Al descanso ganando 2 a 0 y 45 minutos más para cerrar un campeonato que tenía que ser nuestro. El DT papal Erardo Cocaro con su experiencia tranquilizó, motivó y puso pies en tierra firme a todos sus jugadores para seguir concentrados en el complemento.

 

Pero la tensión era mucha, el rival continuaba insistiendo y en el segundo tiempo el ansia y los nervios otra vez iban a traicionar a Bella Vista. En un descuido, Lemos a los 64 minutos iba a sorprender con una tremenda definición para el descuento de Colón. El rival había revivido y todavía faltaba para el final.

 

Sin embargo, Bella Vista no se quebró nunca, la defensa siguió concentrada, metiendo y metiendo, y los minutos fueron pasando sin detenerse. La desesperación del rival generaba más fuerza para Bella Vista.

 

Era inevitable, la copa y el ascenso ya tenía un dueño.

 

La camiseta de Bella Vista pesa, pero si es vestida por jugadores que la aman, motiva y da fuerzas. La misma que vistió Nasazzi, el capitán uruguayo más grande y ganador de todos los tiempos mundialmente. La camiseta de Bella Vista tiene mística, tiene identidad, lleva impregnado la gloria de sus campeones, tiene esa misma esencia celeste de la garra charrua, la de no rendirse, la de meter hasta el ultimo segundo.

 

Nunca favoritos y cuando nadie se lo espera…¡campeón!

 

Pero campeón de verdad, campeón con la frente en alto, como nos enseñó el Mariscal, como realmente se levanta una copa, con los ojos llorosos pero la mirada firme y orgullosa, recordando a los que ya no están, a los que estamos y todo lo bueno que está por venir.

 

¡Gracias jugadores, gracias a todo Bella Vista, por todo el sacrificio, por toda la entrega, todas las practicas, todas esas madrugadas desvelados pensando en este día, gracias, simplemente gracias!

 

Esto es Bella Vista, no se entiende, se vive.

 

Javier Mores.”

 

Fuente: Twitter oficial del Club Atlético Bella Vista: @CABellaVista