Futbolistas Hispanos Encuentran un Hogar Lejos de Casa en Columbus

Submitted by on
Waylon Francis, Federico Higuain, y Hector JImenez

por Carlos D. Mojica () | Foto de Liam Newberry ()

El decir que los jugadores hispanos han tenido un efecto en la MLS sería subestimar el gran impacto que han tenido en el futbol de los Estados Unidos. Y es que, al pensar en algunas de las leyendas de esta liga, hay varios nombres hispanos que vienen a la mente. De hecho, al dar un vistazo a los registros de la MLS, no se tarda demasiado uno en ver nombres de pioneros como Jaime Moreno, Carlos Valderrama, y Guillermo Barros-Schelotto.

La razón de esto es simple: los jugadores hispanos quieren venir a la MLS. Según , de los 254 jugadores activos nacidos fuera de los EE.UU. y Canadá, 96 de ellos vienen de países de habla hispana. Eso es más de un tercio de todos los jugadores en la liga. “El crecimiento de la liga ha dejado una puerta abierta para que el jugador latino consiga la oportunidad de demostrar lo que puede ser,” dice Alejandro Moreno, ex-delantero de Columbus Crew SC.

Moreno sabe un poco de esto, al haber llegado a los EE.UU. como estudiante universitario en 1998. En el 2002, ingresó a la MLS a través del SuperDraft, jugando en la liga hasta su retiro del futbol en el 2012. Moreno jugó para seis clubes diferentes durante su carrera de diez años, pero fue con Columbus Crew SC que logró su mayor éxito, ganando tres títulos durante su tiempo allí.

Parte del éxito logrado por Moreno es debido a los jugadores a su alrededor, entre los cuales estaba un cierto argentino llamado Guillermo-Barros Schelotto. “Realmente, si nos fijamos en nuestro equipo del 2008, [la táctica] era ‘pásenme la pelota a mí, yo la sostendré y se la daré a Guillermo’, y dejaba que Guillermo encontrará a Robbie [Rogers], que encontrará a Eddie [Gaven], y empezábamos a llegar al área,” dice Moreno.

“Cuando tienes a un jugador de esa habilidad, de esa visión, y de esa calidad, entonces todo el mundo le da la pelota. Dentro del contexto del grupo llegó a ser aún mejor y nos hizo mucho mejor al resto de nosotros también," agrega.

Los aficionados de Columbus se dieron cuenta de esto, y comenzaron a venerar a Schelotto con mucha devoción aun después de su partida. Esto se hizo evidente hace poco, cuando la campaña de Schelotto del 2008 (por la cual ganó el premio de Jugador Más Valioso) fue votada como el cuarto momento más importante en la historia de Columbus Crew SC, subrayando su impacto en el club.

COLUMBUS ABRESUS BRAZOS

Crew SC ha hospedad a varios jugadores hispanos a través de los años. Todos han dejado una huella en la historia del club, aunque algunos han dejado una huella más grande que la de otros. Moreno y Schelotto dejaron su huella en forma de trofeos, ayudando al club a ganar el Supporters’ Shield y la Copa MLS de la temporada 2008, la temporada más exitosa del club hasta la fecha.

Lo contrario tambien es cierto, ya que Columbus ha dejado su huella en los jugadores hispanos que han psado tiempo en la ciuda. Recientemente, Moreno tuvo la oportunidad de regresar a Columbus durante la celebración de los primeros 20 años del club. "Para mí, estar de vuelta en Columbus es un honor. Siempre sentí que esta fue mi casa," dice.

“Sientes el amor, la apreciación de los fanáticos, de la gente que trabaja para el club. Desde arriba hacia abajo,” añade. “Envía un mensaje claro  de que dejamos una huella  aquí como jugadores, pero Columbus también dejó una huella en nosotros como personas.”

Moreno no es el único que se siente de esta manera. Jairo Arrieta, quien estuvo en Crew SC por tres años antes de irse a DC United, tiene solo buenos recuerdos de su tiempo en la capital de Ohio. “Creo que ha sido una de las mejores experiencias que he tenido,” dice, añadiendo que “siempre voy a estar agradecido con ellos.”

HISPANOS EN COLUMBUS

Aunque Jairo dijo que la ciudad fue ‘muy acogedora’, tuvo un poco de ayuda familiarizándose con ella. Antes de la llegada de Jairo, ya había un jugador costarricense ahí, Olman Vargas. Poco después de la llegada de Jairo, se le unió otro jugador hispano: Federico Higuaín.

Jairo afirmó que el haber tenido a otros jugadores hispanos en el equipo le facilito la transición no solo a él sino también a su familia, recordando con cariño el tiempo que compartió con otros compañeros hispanos y sus esposas. “Ella [su esposa]y mi hija se adaptaron más rápido porque teníamos a la esposa de Higuaín y las esposas de otros compañeros. Entonces teníamos buena relación, teníamos muy buena amistad con ellos,” recuerda. “Nos juntábamos cada vez que podíamos. Hacíamos un asado, o nos juntábamos con ellos. Entonces compartíamos y disfrutábamos nuestro tiempo libre.”

Jairo, a su vez, devolvió el favor a sus compañeros costarricenses Waylon Francis y Giancarlo Gonzalo cuando estos llegaron a Columbus en el 2014. Waylon dice que el haber tenido a Jairo y Giancarlo en el equipo fue muy útil, sobre todo cuando llegó por primera vez. Pero a pesar haber recibido la ayuda de otros jugadores hispanos, el declara que no tiene más afinidad hacia los jugadores simplemente porque sean hispanos.

“Yo creo que la relación es la misma. Uno como compañero en un grupo siempre tiene que tratar de tener la misma relación con todos los jugadores. Lo importante es que con todos me llevo bien,” dice.

EL EFECTO DEL ‘NORDECKE’

Con casi dos temporadas a su nombre, Waylon se ha vuelto más cómodo con sus  alrededores. En su primera temporada, Waylon sobrepasó todas las expectativas al convertirse en uno de los defensores más ofensivos de la liga, algo que le ameritó una nominación al premio de Latino del Año de la MLS.

“Me hizo sentir muy bien ya fue fue mi primer año en la MLS. No conocía la liga, no conocía a los jugadores, y sabía que iba a ser un año difícil,” dice Waylon.

Su año se le volvió un poco menos difícil gracias al apoyo de los aficionados, especialmente los de la sección Nordecke, la barra de Crew SC. El Nordecke tiene una historia de cantar canciones en español e inglés, ya que los aficionados han combinado algunos de los mejores aspectos de la cultura futbolística hispana con la cultura futbolística norteamericana.  Esto es algo que no pasa por desapercibido por los jugadores hispanos.

“Me he dado cuenta de que [los aficionados] llegan, apoyan y cantan en español. Eso es importante, que no solo la comunidad americana llegue a apoyar al estadio, [saber que] también hay gente latina que también puede llegar alentarnos,” dice Waylon.

Jairo Arrieta piensa que esto es importante para el crecimiento de la liga. “Creo que [la presencia de la comunidad hispana] es un apoyo importante para cada uno de los equipos de acá de la liga, tanto para mi ahorita que estoy acá en DC como para los latinos que están en Columbus y en otros equipos. Es importante el apoyo que tengamos de ellos. Yo creo que conforme la comunidad latina se vaya congregando más en los estadios y viniendo más a los estadios, va a ser mucho mejor para cada uno de los muchachos que estamos jugando acá en la liga.”

Parece que en Columbus, los aficionados han logrado que sus jugadores se sientan en casa, sin importar de donde sean.

 

Tags: